Abogado Defensor

Contáctenos

Menú

Sección Privada



Personas en Línea

Tenemos 13 invitados conectado

.

Para suministrar gratuita y en forma exclusiva a la prensa hablada, escrita y televisada, mis audiolibros contra la MENTIRA POLÍTICA (DESPERTAD PERÚ), con la finalidad de educar y reeducar a los pobladores y ciudadanos del país y Latinoamérica.

Para conocer las bases por favor haga click aqui:
Concurso Público de Dignidad y Valentía
Haga click para ver el contenido!

Lo mejor de la moralización es la verdad.

Autor: Dr. Wilder Ramírez Vela

Haga click para ver el contenido!

Cambie su chip mental.

Autor: Dr. Wilder Ramírez Vela

Haga click para ver el contenido!

¡Si Ud. no tiene dinero: no litigue!

Autor: Dr. Wilder Ramírez Vela

Haga click para ver el contenido!

La vida y la muerte estan en la lengua.

Autor: Dr. Wilder Ramírez Vela

Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
Usted está aquí: Artículos • LA ENVIDIA Y EL CORAJE
• LA ENVIDIA Y EL CORAJE PDF Imprimir E-mail
Califique este artículo: / 0
MaloMuy Bueno 
Escrito por Wilder Ramírez Vela   

En principio, aparentemente, no hay mucha diferencia entre una persona envidiosa y de alguien que tenga coraje. La única gran diferencia es que el envidioso escucha sus temores y se deja llevar por ellos, mientras que la persona sin envidia, y con coraje, los aparta y continúa su camino.

 

         A la persona no envidiosa le emociona la felicidad del otro. Su corazón empieza a latir de nuevo, se siente nuevo, totalmente vivo. Todas las células de su ser están vivas, porque ha aceptado como si fuera suyo el triunfo del otro. Empieza a sentir que la vida no es solo aburrimiento, sino alegría. La persona no envidiosa no escucha palabras destructivas y negativas; va por su propio camino disfrutando de que a todos les vaya bien en la vida. Estas personas son como las plantas pequeñas y la hierba corriente; cuando llega la tormenta la hierba cede, por eso la tormenta no puede hacerle daño. La tormenta le da una buena ducha, y cuando se acaba, las pequeñas plantas y las hierbas están de nuevo felices, de manera análoga, las personas sin envidia no hacen caso a ningún lenguaraz, ni a ningún malinten-cionado. No se esclavizan por la envidia de nadie, olvidan todo lo negativo que han escuchado: «Que fulano de tal dijo esto de ti, etc.».

 

         La envidia es lo muerto y el coraje es lo vivo. Agarrarse de la envidia es como aferrarse a un cadáver. La envidia pertenece al cementerio, a la tumba. No existe mayor fracaso que el hecho de sentir envidia por alguien, porque no estás en paz contigo mismo.

 

         Solo se puede vivir la vida deseando lo mejor al prójimo, no hay otra forma de vivirla. La vida solo alcanza la madurez y el crecimiento a través del deseo de lo mejor para todos, sin excepción. Hay que ser un adicto al deseo positivo, siempre debemos dar lo mejor de uno al conocido y al desconocido. Y cuando hayas probado la alegría que produce sentir emoción por el triunfo de los demás y la ausencia total de envidia, jamás te arrepentirás, porque sabrás qué significa vivir al máximo y tener coraje. Sabrás qué significa sentir el triunfo de los demás, como si fuera nuestro. Un solo instante de esa intensidad es más gratificante que toda una eternidad de vida llena de envidia.

 

         Si no hubiera envidia en nuestra sociedad el más grande sería el más pequeño, el más poderoso serviría al más débil. El que quiere ser el primero de todos sería el último de todos y el servidor de todos.

 

         En tanto continuemos enfardados dentro de las columnas podridas y rancias de la envidia, seguiremos hablando y haciendo el mal a la gente, salvo que eliminemos nuestro haber negro que existe en nuestro archivo mental. La gente y autores de libros no quieren hablar de la envidia, no la aceptan dentro de su presupuesto personal, porque es el peor SIDA.

 

         Para desgracia nuestra somos miembros de una sociedad creada por la envidia. Por ello somos inútiles, dañinos y perjudiciales con nuestra boca y nuestras manos. Solo extirpando radicalmente la envidia podemos cambiar integralmente para bien de nuestra familia y de la sociedad. 

Comentarios

Nombre *
E-mail (verificaciones y respuestas)
Sitio Web
Código   
Comentarios por ChronoComments
enviar comentario
 

Audio Libro

Curso ¡Despertad Perú! Dictado por el Dr. Wilder Ramírez Vela. Todos los Derechos Reservados y Registrados según Ley.

Escúchelo ahora. Haga Click aquí!

Video

Doctorado: Palabras de agradecimiento de representante de la promoción: Dr. Wilder Ramírez Vela

¿Desea ver el video? Haga click aquí!
• EL TEATRO DE LAS ELECCIONES

Continuando con nuestra Resistencia Contra la Mentira Política, esta semana, es decir hoy tenemos que decir que un verdadero líder está preparado para renunciar a todas las máscaras, a todas las hipocresías y mostrarle a su pueblo quién es en realidad; mejor dicho tiene que estar preparado como “el suscrito”, para quedarse solo si fuera el caso. A un verdadero líder no le importa que lo alaben o lo critiquen. Lo respeten, lo honren o lo difamen. ¡Que lo coronen o crucifiquen!, porque la intensión suprema de un auténtico líder, es hacer de su pueblo la casa de todos y no de unos cuantos.

Por otra parte inteligente lector; cautivo de vuestros artículos, audios libros, libros y todas nuestras propiedades intelectuales, usted tiene que saber reiterativamente que los falsos líderes necesitan llamar la atención. Necesitan ver sus nombres y fotos en los periódicos, por que si los medios de información se olvidan de ellos durante unos meses, el pueblo también se olvidará de ellos. De tal forma que los falsos líderes tienen miedo hacer olvidados y por último tienen miedo a que no se vuelva a oír o hablar de ellos hasta el día de su muerte. Recuerde inteligente lector y socio voluntario de mi revolución blanca; que los líderes de barro desaparecerán en cuanto la gente deje de prestarle atención, de tal forma que nadie le solicite que vayan inaugurar puentes, hospitales, colegios, pistas, postas médicas, etc., etc., etc. A ellos les “arde”, que ningún medio de información se preocupe donde están; si están vivos o muertos. En suma los líderes de barro, se sienten morir cuando no están en los medios de información hablada, escrita y televisada y próximamente muchos de ellos para contrarrestar a este natural olvido, se comprarán emisoras, canales de televisión y periódicos. Los que no pueden comprarse, intentarán adueñarse de los mismos utilizando diversas artimañas de los más bajos fondos. Los líderes de barro, se sienten alguien cuando tienen cargos públicos, cuando le rinden falsas pleitecillas; porque en el fondo se sienten profundamente inferiores. En suma quieren mostrarle al mundo “que son alguien”, es decir alguien para sus propios bolsillos, carteras y su enfermizo ego.

Y a nuestros amigos, amigas y “enemigos”, candidatos y autoridades le decimos que no estamos insultando a nadie. Decir la verdad no es insultar. Espero que todos nosotros no llevemos el rostro como una máscara por el resto de nuestras vidas. Particularmente creo que ninguna máscara es válida para representar nuestro papel de político en el teatro de las elecciones. No hay nada mejor como un rostro auténtico, que comunica transparentemente nuestras emociones o como nos sentimos.

Antes de terminar, es importante reiterar que no estamos “contra nadie”, sino contra la esclavitud de la mentira política. Estamos luchando desde hace 33 años consecutivos y tercos, a favor de la libertad, la libertad de ser un individuo y así acabar con la pesadilla de los líderes de barro y del negro teatro de las elecciones. Recuerde que nuestro slogan; la mentira corre, pero la verdad la alcanza, el mismo que se encuentra debidamente inscrito en INDECOPI, ha traspasado nuestras fronteras. La mentira corre, pero la verdad la alcanza, ya suena en diversos países latinoamericanos y en parte de Europa. Suena como un producto intelectual, nacido en el Perú para la conciencia colectiva de la humanidad. Humanidad que cada día se resiste a seguir oliendo lo sucio y hediondo como rica fragancia. Gracias por leernos, escucharnos y vernos. (wilderramirezvela@hotmail.com) abogado defensor y consultor – Lima Perú. 
• MASCARAS Y SEMANA SANTA

Ahora que se acercan las elecciones municipales, regionales y próximamente las generales; es importante hacerle recordar a Ud., que los falsos lideres y la mayoría de los políticos de turno, aparecen y aparecerán CON UNA MASCARA SONRIENTE. “Feliz”, porque siempre están engañando a sus seguidores y una vez que llegan al poder o ganan las elecciones, se empeñan en adormecer y convertir a sus electores en robots; personas que no piensan. ¡Que solamente actúan!. Así, estos falsos líderes van formando ejércitos de mendigos y personas vacías sin conciencia, es decir manadas de gentes anestesiadas.

 

Permítame Ud. graficarlo o decirlo de otra manera lo que acabo de mencionar; en Japón hay árboles que en vez de medir 50 metros, miden 15 centímetros de altura. ¿Qué les han hecho? ¿Qué estrategia han usado?. Bueno, la misma que usan los falsos líderes contra el pueblo, contra los seres humanos: colocan el árbol en una maseta casi plana y a medida que crecen las raíces las van cortando, porque el tiesto no tiene fondo. Van cortando las raíces y si estas no profundizan, el árbol no puede crecer. Se hace viejo, pero no crece. Esto es exactamente lo mismo que hace los falsos políticos con el pueblo: NO LO DEJAN CRECER. NO LO DEJAN SER INDEPENDIENTE, porque de lo contrario la mayoría de los partidos políticos y los que se hacen llamar políticos, se quedarían sin clientes. SE QUEDARÍAN SIN SEGUIDORES Y SIN ELECTORES.

 

Así, los falsos líderes han “enseñado” a la población a creer o sacrificarse por cualquier estúpido ideal: “…por un futuro diferente”, “por la concertación”, “por un nuevo país”, “por un futuro mejor”, “por un mañana diferente”, “por la honradez, tecnología y más trabajo”, etc. Estos “lemas”, no son más que una fantasía y un engaño de lesa humanidad. Pero estos engaños lamentablemente el pueblo se las come elecciones, tras elecciones, gobierno, tras gobierno; debido a que la inocencia e ignorancia de los pobladores (titulados y no titulados. Profesionales y no profesionales. Doctores e Indoctores) se convierten en el mayor problema, porque no se dan cuenta que están rodeados   de lobos disfrazados de políticos. No se dan cuenta que están siendo manipulados por personas con ausencia de ética y carencia de equilibrio emocional, donde es notorio el modo demente de accionar y gobernar. Si seguimos siendo manipulados, nuestro pueblo continuará siendo un país polarizado entre las clases trabajadoras y clases elitistas, entre los pobres y los ricos, entre los pueblos, las razas, las culturas, las etnias, los pueblos indígenas y amazónicos y los pueblos quechuas y aymaras ¡Recuerde que la mentira corre, pero la verdad la alcanza!. Hasta la próxima semana y gracias por leernos y difundir nuestra resistencia contra la mentira política, llamada a trazar nuevos surcos en la conciencia colectiva de la ciudadanía y espero que esta Semana Santa, sea santa; más no insanta; donde todos los años  se puede observar que los falsos valores se encuentran embotellada, enfrascada con un falso turismo, donde damos riendas sueltas a nuestros siete pecados capitales (adulterio, fornicación, borracheras etc. etc). Del mismo modo en esta Semana Santa, sueño en que usted reflexione siquiera unos 5 minutos. Sueño en que usted no opte por los mecánicos viajes de diversión y así esta Semana Santa no siga siendo una desaventura. Sueño en que nuestra consciencia, mente, corazón, lengua y mano no sigan llenos de carbón y con un pie en la tumba. ¡Que la hipocresía y la sinvergüencería, en esta Semana Santa; brille por su ausencia!    wilderramirezvela@hotmail.com abogado defensor y consultor integral – Lima Perú. 
• “PARTIDOS POLÍTICOS O GRUPO DE AMIGOS”

Continuando con nuestra campaña sostenida; resistencia contra la mentira política, destinada a trazar nuevos surcos en la mente colectiva de nuestra ciudadanía, debemos de reiterar que los partidos políticos son necesarios para la estabilidad y vida democrática, pero al menos en nuestro país la mayoría son una epidemia, que casi siempre han sido eternamente cómplices de la corrupción y de la pobreza material y mental de nuestro pueblo. Estos deben dejar de ser sólo un grupo de amigos,  que se asocien con un carácter temporal estrictamente limitado a ganar la próxima elección para llegar al poder.

 

Estos grupos de amigos,  disfrazados de partidos políticos, únicamente quieren que usted sea útil para su bolsillo, cartera y chequera. Que sea usted un esclavo y nada más. Estos farsantes intentan amoldar a todas las personas a su conveniencia, pero nunca aceptan a los seres pensantes. A ellos les conviene que usted sea un servil, como un robot, como un descerebrado, como un anestesiado, como un imbécil; prueba de ello hasta ahora (salvo excepciones) no se escucha un discurso de honestidad, transparencia, decencia y legalidad. Tampoco se aprecia en el congreso que la mayoría de los llamados partidos políticos, apoyen la necesidad que el país cuente con una normativa que limite y sancione ejemplarmente los actos de corrupción de las autoridades electas y funcionarios públicos. ¿O será por ello que estos grupos de amigos no quieren un ser humano con dignidad? Quieren una máquina, un ser humillado y degradado, les conviene más un ser retrasado, más no inteligente. Cualquier cosa que enfrente a los intereses económicos de los falsos líderes es peligroso, porque ellos tienen miedo que nos demos cuenta de que no tienen cara, sino sólo una máscara. El falso líder se ve favorecido cuando usted está menos vivo, porque así el ser es menos rebelde, más obediente, más convencional, más tradicional, de tal forma que usted no sea un peligro para sus intereses privados; porque si un ser humano está realmente vivo, es un peligro para los farsantes que se hacen pasar como partidos políticos.

 

No es fácil desterrar a estos falsos líderes, es complicado. No es como quitarse o cambiarse de ropa; es como quitarse la piel. Es duro, arduo, porque a través de decenas de años y siglos la población en general  se ha identificado con estos pilatos y falsos partidos políticos.

 

Nuestra campaña sostenida; resistencia contra la mentira política, tiene varias finalidades, entre ellas, las de ayudar a dar paso a nuevas generaciones, para que la política no siga siendo el negocio de los oportunistas y pillos. Que la política permita lanzarse al ruedo electoral a gente de probada honradez y capacidad y así recuperar la dimensión ética y la honestidad en la función pública, además de reivindicar la dignidad del pueblo, cambiando el rostro y el alma de nuestro país. Esperamos que a partir de estas lecturas coleccionables, Ud. y la población no sea cordero inocente cuando “negocie” con los grandes tiburones de la política. Recuerde que necesitamos una clase política diferente, cuyos integrantes sean buenos ejemplos para los niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, porque no olvidemos QUE EL PESCADO SE EMPIEZA A PODRIR POR LA CABEZA. ¿Por qué la sociedad actual está quebrada moralmente?. La respuesta es simple; porque la cabeza está putrefacta y ala mayoría le gusta oler lo sucio y hediondo, como rica fragancia. Es muy importante tener en cuenta; QUE NO ESTOY JUZGANDO, NI CONDENANDO A NADIE EN ESPECIAL, sencillamente estoy diciendo la verdad. ¡Gracias!, a usted por reiterarle todos los días a sus hijos, nietos, sobrinos y familia entera nuestro slogan; LA MENTIRA CORRE, PERO LA VERDAD LA ALCANZA (wilderramirezvela@hotmail.com abogado defensor y consultor – Telefax: 4602650 Lima Perú.).  
• LA ENVIDIA Y EL CORAJE

En principio, aparentemente, no hay mucha diferencia entre una persona envidiosa y de alguien que tenga coraje. La única gran diferencia es que el envidioso escucha sus temores y se deja llevar por ellos, mientras que la persona sin envidia, y con coraje, los aparta y continúa su camino.

 

         A la persona no envidiosa le emociona la felicidad del otro. Su corazón empieza a latir de nuevo, se siente nuevo, totalmente vivo. Todas las células de su ser están vivas, porque ha aceptado como si fuera suyo el triunfo del otro. Empieza a sentir que la vida no es solo aburrimiento, sino alegría. La persona no envidiosa no escucha palabras destructivas y negativas; va por su propio camino disfrutando de que a todos les vaya bien en la vida. Estas personas son como las plantas pequeñas y la hierba corriente; cuando llega la tormenta la hierba cede, por eso la tormenta no puede hacerle daño. La tormenta le da una buena ducha, y cuando se acaba, las pequeñas plantas y las hierbas están de nuevo felices, de manera análoga, las personas sin envidia no hacen caso a ningún lenguaraz, ni a ningún malinten-cionado. No se esclavizan por la envidia de nadie, olvidan todo lo negativo que han escuchado: «Que fulano de tal dijo esto de ti, etc.».

 

         La envidia es lo muerto y el coraje es lo vivo. Agarrarse de la envidia es como aferrarse a un cadáver. La envidia pertenece al cementerio, a la tumba. No existe mayor fracaso que el hecho de sentir envidia por alguien, porque no estás en paz contigo mismo.

 

         Solo se puede vivir la vida deseando lo mejor al prójimo, no hay otra forma de vivirla. La vida solo alcanza la madurez y el crecimiento a través del deseo de lo mejor para todos, sin excepción. Hay que ser un adicto al deseo positivo, siempre debemos dar lo mejor de uno al conocido y al desconocido. Y cuando hayas probado la alegría que produce sentir emoción por el triunfo de los demás y la ausencia total de envidia, jamás te arrepentirás, porque sabrás qué significa vivir al máximo y tener coraje. Sabrás qué significa sentir el triunfo de los demás, como si fuera nuestro. Un solo instante de esa intensidad es más gratificante que toda una eternidad de vida llena de envidia.

 

         Si no hubiera envidia en nuestra sociedad el más grande sería el más pequeño, el más poderoso serviría al más débil. El que quiere ser el primero de todos sería el último de todos y el servidor de todos.

 

         En tanto continuemos enfardados dentro de las columnas podridas y rancias de la envidia, seguiremos hablando y haciendo el mal a la gente, salvo que eliminemos nuestro haber negro que existe en nuestro archivo mental. La gente y autores de libros no quieren hablar de la envidia, no la aceptan dentro de su presupuesto personal, porque es el peor SIDA.

 

         Para desgracia nuestra somos miembros de una sociedad creada por la envidia. Por ello somos inútiles, dañinos y perjudiciales con nuestra boca y nuestras manos. Solo extirpando radicalmente la envidia podemos cambiar integralmente para bien de nuestra familia y de la sociedad.