Abogado Defensor

Contáctenos

Menú

Sección Privada



Personas en Línea

Tenemos 66 invitados conectado

.

Para suministrar gratuita y en forma exclusiva a la prensa hablada, escrita y televisada, mis audiolibros contra la MENTIRA POLÍTICA (DESPERTAD PERÚ), con la finalidad de educar y reeducar a los pobladores y ciudadanos del país y Latinoamérica.

Para conocer las bases por favor haga click aqui:
Concurso Público de Dignidad y Valentía
Haga click para ver el contenido!

Lo mejor de la moralización es la verdad.

Autor: Dr. Wilder Ramírez Vela

Haga click para ver el contenido!

Cambie su chip mental.

Autor: Dr. Wilder Ramírez Vela

Haga click para ver el contenido!

¡Si Ud. no tiene dinero: no litigue!

Autor: Dr. Wilder Ramírez Vela

Haga click para ver el contenido!

La vida y la muerte estan en la lengua.

Autor: Dr. Wilder Ramírez Vela

Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
Usted está aquí: Artículos • LA ENVIDIA Y EL CORAJE
• LA ENVIDIA Y EL CORAJE PDF Imprimir E-mail
Califique este artículo: / 0
MaloMuy Bueno 
Escrito por Wilder Ramírez Vela   

En principio, aparentemente, no hay mucha diferencia entre una persona envidiosa y de alguien que tenga coraje. La única gran diferencia es que el envidioso escucha sus temores y se deja llevar por ellos, mientras que la persona sin envidia, y con coraje, los aparta y continúa su camino.

 

         A la persona no envidiosa le emociona la felicidad del otro. Su corazón empieza a latir de nuevo, se siente nuevo, totalmente vivo. Todas las células de su ser están vivas, porque ha aceptado como si fuera suyo el triunfo del otro. Empieza a sentir que la vida no es solo aburrimiento, sino alegría. La persona no envidiosa no escucha palabras destructivas y negativas; va por su propio camino disfrutando de que a todos les vaya bien en la vida. Estas personas son como las plantas pequeñas y la hierba corriente; cuando llega la tormenta la hierba cede, por eso la tormenta no puede hacerle daño. La tormenta le da una buena ducha, y cuando se acaba, las pequeñas plantas y las hierbas están de nuevo felices, de manera análoga, las personas sin envidia no hacen caso a ningún lenguaraz, ni a ningún malinten-cionado. No se esclavizan por la envidia de nadie, olvidan todo lo negativo que han escuchado: «Que fulano de tal dijo esto de ti, etc.».

 

         La envidia es lo muerto y el coraje es lo vivo. Agarrarse de la envidia es como aferrarse a un cadáver. La envidia pertenece al cementerio, a la tumba. No existe mayor fracaso que el hecho de sentir envidia por alguien, porque no estás en paz contigo mismo.

 

         Solo se puede vivir la vida deseando lo mejor al prójimo, no hay otra forma de vivirla. La vida solo alcanza la madurez y el crecimiento a través del deseo de lo mejor para todos, sin excepción. Hay que ser un adicto al deseo positivo, siempre debemos dar lo mejor de uno al conocido y al desconocido. Y cuando hayas probado la alegría que produce sentir emoción por el triunfo de los demás y la ausencia total de envidia, jamás te arrepentirás, porque sabrás qué significa vivir al máximo y tener coraje. Sabrás qué significa sentir el triunfo de los demás, como si fuera nuestro. Un solo instante de esa intensidad es más gratificante que toda una eternidad de vida llena de envidia.

 

         Si no hubiera envidia en nuestra sociedad el más grande sería el más pequeño, el más poderoso serviría al más débil. El que quiere ser el primero de todos sería el último de todos y el servidor de todos.

 

         En tanto continuemos enfardados dentro de las columnas podridas y rancias de la envidia, seguiremos hablando y haciendo el mal a la gente, salvo que eliminemos nuestro haber negro que existe en nuestro archivo mental. La gente y autores de libros no quieren hablar de la envidia, no la aceptan dentro de su presupuesto personal, porque es el peor SIDA.

 

         Para desgracia nuestra somos miembros de una sociedad creada por la envidia. Por ello somos inútiles, dañinos y perjudiciales con nuestra boca y nuestras manos. Solo extirpando radicalmente la envidia podemos cambiar integralmente para bien de nuestra familia y de la sociedad. 

Comentarios

Nombre *
E-mail (verificaciones y respuestas)
Sitio Web
Código   
Comentarios por ChronoComments
enviar comentario
 

Audio Libro

Curso ¡Despertad Perú! Dictado por el Dr. Wilder Ramírez Vela. Todos los Derechos Reservados y Registrados según Ley.

Escúchelo ahora. Haga Click aquí!

Video

Doctorado: Palabras de agradecimiento de representante de la promoción: Dr. Wilder Ramírez Vela

¿Desea ver el video? Haga click aquí!
• HUÁNUCO LINDO Y DORMIDO

Hola, querido y recordado Huánuco, Ciudad del Cóndor Pasa y del mejor clima del mundo, en tus 470 años de fundación, permítame saludarte con el alma arrodillada,  para agradecerte infinitamente por haberme dado mi mejor cuenta bancaria, es decir los recuerdos más felices de mi niñez e infancia.  En estos instantes pasan por mi mente una serie de recuerdos, pero como el tiempo y espacio es corto y a la vez suficiente, sería imposible enumerar a todos ellos, pero asímismo no puedo dejar de mencionar mi feliz paso por el Centro Escolar “Hermilio Valdizán”, lugar donde estudié la Primaria, con su correcto director; Heraclio Tapia Romero y a mi querido Colegio G.U.E. “Leoncio Prado” (ingreso 1972 – egreso 1976), donde tuve buenos y dignos Maestros. Y por esos misterios de la vida, mis 22 años de Abogado los cumplí (06 de Agosto del 2009), en la única Ciudad de la Eterna Primavera. ¡Trujillo, en mi opinión no es la ciudad de la eterna primavera!.   

 

El autor de este artículo viaja constantemente y desde hace más de treinta años por el Perú entero y puedo dar fe que Huánuco tiene el mejor clima de nuestra patria grande y el día que conozca el mundo entero podré decir que tiene el mejor clima del mundo.  Pero familiares y amigos que conocen todo el planeta, no tienen duda que nuestro Huánuco tiene el mejor clima del mundo.  Pero en verdad y nada más que la verdad; allí nos hemos quedado dormidos y anestesiados con el mejor clima del mundo y nada más.  Han pasado más de treinta y siete años de mi niñez e infancia y Huánuco sigue igual o peor.  Continúa con las mismas taras y miserias humanas, es decir, el yo huanuqueño, sigue con la envidia, donde el ataque, juzgamiento, crítica y venganza, es patrimonio de la mayoría de la población; las mismas que definitivamente es el caldo de cultivo que no le deja avanzar.  ¡Salgo por las calles y lo único que encuentro es caos, desorden, contaminación sonora y visual!  Urge ordenarnos en el envejecimiento urbano y rural. ¡No existe principio de autoridad!    Que duda cabe; que es de vital importancia declarar hoy, zonas intangibles. Yo prefiero y hubiera querido que mi querido Huánuco continúe con sus huertas y haciendas del ayer; pero es el caso, que en su reemplazo encontramos un envejecimiento desordenado y caótico.  ¡Felizmente por la zona La Esperanza y Del Valle, Chulqui, etc., Huánuco continúa luciendo su incomparable belleza natural.  Pero vayamos al tema; encuentro a Huánuco con el mismo pensamiento del ayer; echando la culpa a otros de sus atrasos, encontrando excusa para todo y de todos. Eligiendo autoridades, con el único requisito de haber nacido en Huánuco. Y un poco más, hay que haber nacido en la Pileta de la Plaza de Armas. ¡No señores, así no se hace patria, así no se hace Huánuco!  ¡Patria grande y Patria chica, se hace eligiendo adecuadamente  a las personas caracterizadas para el cargo, tal y conforme lo han hecho otras ciudades de avanzada del Perú y del mundo.  Lo importante no es nacer en una determinada zona.  Lo importante es querer de verdad a una ciudad o región. Y por último, el lugar de nacimiento no es más que una casualidad del destino.  Pero en este 470 aniversario, digamos adios a la mentira.  Digamos adios a la envidia; dígamos adios a la política del mashcuyo.  Digamos adios a la hipocresía y a la máscara sonriente. ¡Digamos adiós a la falta de palabra y a la informalidad!. ¡Ah!, antes de terminar déjame cordialmente decirte; que si yo tuviera el poder necesario, haría de Huánuco, la “mejor chacra del mundo”.  Cuidaría desayuno, almuerzo y cena su naturaleza, sus paisajes, para que luego de la mano, con el mejor oxigeno de la tierra, hacer de Huánuco la única ciudad anti estress del mundo y así, atraer verdaderamente a los turistas; cuyo primer plato, sería el turismo vivencial y de aventura.  Propiciaría muchos cambios, entre ellos, la construcción de albergues, pero de adobe y no de cemento.  Explotaría sus valiosos ríos a lo máximo, donde el visitante podría dormir placenteramente con el sonido y el murmullo del río Huallaga, Higueras, Huertas, entre otros.  ¡Basta de falsos adelantos y de montañas de cementos que están matando a la humanidad!  Huánuco todavía está a tiempo y muy a tiempo.  Pero ahora sí, termino diciendo; que también construiría el “Parque de la Memoria”, cuyo objetivo sería recordar de los errores que cometemos y hemos cometido, los mismos que nos han llevado y nos siguen llevando a cometer los mismos horrores del ayer.  Discrepar inteligente lector no es pelear y espero que a pesar de nuestras diferencias, nos demos la mano y mejor aún si podemos abrazarnos, porque en este mundo sobran los impactos y divisiones y faltan los besos y abrazos.  Reitero, eliminemos nuestro peor hambre; LA ENVIDIA. Si alguien se a sentido ofendido en estos días por ciertas declaraciones a la prensa hablada escrita y televisada; pido perdón mutuo. ¡Bendiciones a todos y para todos!. Y recuerde que soy peruano como usted. Mejor dicho soy severamente peruano, moderadamente latinoamericano y orgulloso de pertenecer al Planeta Tierra. ¡Ciudadano del Mundo! 
• AUTOESTIMARSE, NO IMITAR A NADIE

¿Qué dice usted? ¿Será cierto que la gente pobre se valoriza poco o casi nada? Al menos he podido observar en lo que va de mi vida, que la gente que vive en la pobreza, se valoriza poco o casi nada  y por consiguiente, este es un elemento más de la pobreza, el cual tenemos que desterrarlo teniendo una auténtica autoestima. Es decir no esperar que alguien lo quiera o lo apruebe. Quererse a sí mismo es desde luego lo más importante que garantiza nuestra supervivencia en un mundo complejo y cada día más difícil de sobrellevar. Aunque parezca mentira nuestra sociedad se orienta a sancionar el quererse demasiado. De seguro que si decides felicitarte dándote un beso, de hecho las personas que te rodean van a decir que eres un ridículo, narcisista o pedante. Esta costumbre de no hablar bien de uno mismo en público, de no ser exagerado en autorrecompensarse, de no darse mucho gusto, de disimular, de falsa modestia, considero que es la materia prima para que la gente se quiera poco y por consiguiente no tenga autoestima, la misma que es determinante para generar vulnerabilidad o trastornos en una persona; tales como el estrés y sobre todo la inseguridad y en nuestro concepto, la inseguridad es pobreza viviente, porque despoja al ser humano de cualquier iniciativa.

 

            Por otra parte es común escuchar a la gente pobre:

“Soy inútil”, en vez de decir; “me equivoqué” en tal o cual cosa. Si una persona se expresa así, es porque precisamente tiene ese mismo concepto de su persona.

 

            Entonces ya sabe usted que para salir de la pobreza tiene que quererse mucho y no se olvide que lo importante no es ser bello, sino gustarse a sí mismo. Los famosos “feos” o “feas atractivas”, son el resultado de un buen concepto  de sí mismos. Ya que si te autocompadeces, te compadecerán. Si te tienes lástima, inspirarás pesar. Si te ves como desagradable, te rechazarán. La mejor manera de eliminar todo esto es gustarte.

 

            Trate usted de aumentar su autoestima, porque esto significa  una tremenda diferencia en el resultado y en todo lo que hace o va hacer en la vida. Considero que un buen ejemplo de autoestima es el hecho de que la gente quiera poder. ¿Por qué la gente quiere poder? Porque cualquier cosa que hagan no es respetada. Un zapatero no es respetado como el presidente de un país. En realidad puede ser que el zapatero sea mejor como zapatero, que el presidente como presidente. La cualidad debe ser valorada: si un zapatero es el mejor zapatero, entonces no necesita interesarse en ser presidente. Su propio arte, su propio oficio le brindará dignidad y el respeto de la gente. 
• LA BOCA CALUMNIADORA

¡Campaña sostenida contra los juicios en el Poder Judicial y mucho más!. Hemos dicho que la vida y la muerte están en el poder de la lengua, toda vez que usted y yo vamos por la vida con un inmenso e impresionante poder, como el fuego, la electricidad o la energía nuclear. Un poder que puede producir vida o muerte, dependiendo cómo se use.

         Con este poder tenemos la capacidad, buena o mala en gran manera, de producir un beneficio  o un daño igualmente grande. Podemos utilizarla para crear muerte y destrucción, o vida y salud. Podemos crear enfermedad, dolencias, disensión y desastre, o hablar y crear consenso, armonía y edificación.

         La persona calumniadora es de labios inmundos  y generalmente se junta con personas de labios similares.

          Recuerde, evite la charla vacía, ociosa e  inútil. Usted es atado por sus palabras, por sus declaraciones y también es juzgado por ellas. Por eso es  tan importante poner guardia a sus labios. La lengua es un miembro pequeño, pero capaz de incendiar el bosque más grande.

         "¡Muéstreme su lengua, señor, señora! Ahora puedo saber si está usted enfermo o sano". Persona que habla con lengua viperina a su prójimo tiene definitivamente un corazón envenenado y toneladas de emociones negativas acumuladas y sus insultos no son más que una descarga hormonal. Es mejor esforzarse en aprender a transformar sus venenos en miel. ¡Recuerde amable lector, que estos artículos que hemos iniciado la segunda semana de febrero, tienen una secuencia coleccionable hasta la primera quincena de julio del 2009, en mi intento que disminuyan los juicios en el Poder Judicial. Nuestros artículos están amparados por la ley vigente y cualquier difusión usted podrá hacerla, mencionando al autor de la misma. Gracias por pertenecer a mis buenas intenciones y esperamos que siempre nos encontremos calmados, serenos, seguros y confiados en que la próxima semana será mucho mejor. 
• LA ENVIDIA Y LA OSCURIDAD

La envidia es conocida, familiar. Ud. ha vivido con ella desde hace mucho tiempo, está familiarizado con ella. El triunfo de los demás no le complace. Rechace la envidia porque sigue sin darle lo que usted busca. La envidia promete, pero no cumple su promesa. La envidia es conocida, pero miserable. El triunfo de los demás puede ser incómodo, pero al menos hay una posibilidad, después de propor-cionar felicidad. Si usted quiere ser un hombre nuevo, cierre las puertas a la envidia.

 

         La envidia siempre es vieja. La envidia nunca es nueva, es acumulación de larvas del pasado. La felicidad por los demás viene del más allá. No se acostumbre a la envidia. Si dejáramos de ser envidiosos, hasta, seguramente, nos sentiríamos muy solos, perderíamos a nuestros compañeros más cercanos. Se ha convertido en nuestra sombra, nos sigue a todas partes. Cuando no estás con nadie, por lo menos estás con tu envidia, estás mal casado con ella.

 

         Ahora ha llegado el momento de divorciarte de la envidia. Esto es lo que se llama valentía. Divorciarte de la envidia, perder el hábito más viejo de la mente humana, al compañero más duradero.

 

         La envidia es oscuridad, ausencia de luz. La luz existe, sino quitas la envidia hay oscuridad en la toma de cualquier decisión. Si usted quiere hacer algo con la oscuridad, tendrá que hacer algo con la luz: porque ella solo se puede relacionar con lo que existe. No puedes hacer nada con la oscuridad, nada te saldrá bien mientras exista envidia en tu mente.

 

 

         La envidia no es más que ausencia de amor. Haz las cosas con amor, olvídate de la envidia. Si amas bien, desaparece la envidia. Si amas verdaderamente no hay envidia. Cuando usted se enamora de alguien, aunque sea solo un instante, ¿sientes envidia? No se ha producido en ninguna relación: si dos personas están profundamente enamorados y hay un encuentro, están en armonía, no puede haber envidia. Es cuando la luz está encendida y no hay oscuridad; esta es la llave maestra: ama más. Liquida la envidia de tu mente.

 

         Cuando desaparece la envidia de la mente te vuelves una persona exitosa. Una persona sin envidia no provoca envidia a los demás, y no permite que nadie le provoque envidia. Al parecer se ha educado a la humanidad para cualquier cosa, menos para no tener envidia. Nos han enseñado a matar. Nos han enseñado a calcular, pero en ningún modo nos han enseñado a no tener envidia a nadie ni a nada.

         Es mejor ser un árbol desnudo, sin hojas, que tener las hojas de plástico, el ramaje de plástico y las flores de plástico; es horrible, tan igual que la envidia.

 

         La envidia causa corrupción, eliminar este pecado nos hace más humanos. Nos encontramos con que, por lo menos en nuestro país, se vive para la venganza y lógicamente esto ha dejado discípulos, de allí el sentimiento popular de que aquí se quiere borrar a tirios y troyanos, reafirmando la crueldad y la envidia.

 

         No tener envidia a nadie es estar bien, es hacer el bien. ¡Evite tomar el tóxico de esta lacra social! Elimine y agote el agua turbia y podrida de la envidia habitual y experimente el goce por el triunfo de los demás. No se degenere y deteriore por la práctica de la envidia, evite convertirse en un vil gusano del lodo de la tierra.